Conejos

Conejos

El conejo común o conejo europeo (Oryctolagus cuniculus) es una especie de mamífero lagomorfo de la familia Leporidae, y el único miembro actual del género Oryctolagus. Está incluido en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo ​ de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

 

Se caracteriza por tener un cuerpo cubierto de un pelaje espeso y lanudo, de color pardo pálido a gris, cabeza ovalada y ojos grandes. Pesa entre 1,5 y 2,5 kg en estado salvaje. Tiene orejas largas de hasta 7 cm las cuales le ayudan a regular la temperatura del cuerpo y una cola muy corta. Sus patas anteriores son más cortas que las posteriores. Mide de 33 a 50 cm en condiciones afables, incluso más en razas domésticas para carne. Todas estas características que posee esta especie en estado salvaje pueden variar significativamente según la raza.

Los machos tienen la cabeza más ancha que las hembras.

El conejo salvaje mide de 34 a 50 cm (longitud cabeza y cuerpo), las orejas miden de 4 a 8 cm. Su peso varía de 1,2 a 2,5 kg. Posee una piel de color pardo leonado pelirrojo, a veces colorado que permite su camuflaje para evitar a sus depredadores.

La talla de conejos domésticos varía muchísimo de una raza a la otra. El más grande, el gigante de Flandes, puede alcanzar 8 kg y 80 cm de longitud pero el conejo ariete enano sobrepasa apenas 1 kg, a veces menos para los conejos extra enanos. La piel originalmente es gris beige —a veces con matices negros o pelirrojos—, con el vientre más claro y el fondo de la cola (rabo) blanco, mientras que los conejos domésticos presentan colores muy variados, uniformes, degradados o moteados. Existen cerca de ochenta variedades.

Los dientes de un conejo, particularmente sus incisivos, crecen sin cesar. El conejo debe constantemente desgastar sus dientes con el fin de evitar que se vuelvan demasiado largos (lo que podría por otro lado herirle).

Los conejos llevan con nosotros siglos, siendo una de las especies de mamíferos más extendida. Al ser animales que conviven muy bien con los humanos, son agradables, bonitos y además no suponen un riesgo para las personas, se empezó a generalizar sobre todo en Estados Unidos o Dinamarca tener uno de estos animales como mascotas, ya que no suponían demasiados cuidados, ya que eran fáciles de cuidar, necesitaban poco espacio y no tenían que sacarse a la calle diariamente. Todo esto y otros factores han hecho que cada día más personas se decanten por ese tipo de mascotas y no por otra.

Los conejos son mamíferos roedores, es decir comparten grupo con animales como el castor, la ardilla, o la rata, entre otros, por lo que una de sus características principales es que va a tener unos incisivos bastante grandes, que utilizará para roer el alimento u otro tipo de materiales. Por otro lado también identificaremos a un conejo por otra de sus partes más importantes: las orejas

El resto del cuerpo suele ser redondeado, con unas patas traseras mucho mayores que las delanteras, las cuales le van a ayudar a ponerse en pie para llegar a frutos que se encuentren a mayor altura, o para impulsarse cuando está corriendo o va a saltar. Otra de sus características es su pequeña cola, la cual parece un pompón.

Dónde viven los conejos
Los conejos cuando se encuentran en estado salvaje van a vivir en madrigueras escavadas en la tierra. Estas madrigueras pueden llegar a tener varios túneles para dificultarle el paso a posibles depredadores que quieran entrar en ellas buscando presas que comer. También son lugares muy oscuros, pero a la vez muy calientes, ya que aquí suelen pasar la mayor parte del tiempo. Los conejos no solo van a hacer estas madrigueras, sino que también van a utilizar ramas y hojas caídas para cubrir e intentar ocultar en la medida de lo posible la entrada a su hogar.

Cuando hablamos del lugar en el que van a vivir estos animales dentro de nuestra casa, deben tener un lugar en el que no haya mucho ruido y tampoco tengan frío o cambios de temperatura, ya que son animales muy propensos a los resfriados. También debes de tener en cuenta de que aunque les guste la claridad, no los pongas nunca directamente en los rayos solares, y sobre todo en épocas veraniegas, puesto el golpe de calor puede matarlos.

Por norma general, el comportamiento de estos animales es muy pacífico y tranquilo, los cuales disfrutan curioseando cualquier lugar en el que están aunque también son bastante temerosos y asustadizos, por lo que en el momento que escuchan algún sonido extraño o que no reconocen, irán directamente hasta su madriguera o jaula en la que se encuentren.

Con los humanos son muy sociables, al igual que con otros miembros de su especie o incluso con otro tipo de animales o mascotas, una vez que haya cogido la suficientemente confianza para acercarse y entablar una relación, buscará ese contacto muchas más veces con el fin de sentirse querido y en compañía.

Si tienes un conejo como mascota, este último punto es muy importante, ya que cuando estos animales se sienten solos y abandonados, pueden dejar incluso de comer o de cuidarse, ya que la soledad les sienta realmente mal y prefieren sentirse acompañados, muy mimados y si es posible con muchos juguetes con los que jugar.

Qué comen los conejos
Los conejos son herbívoros, por lo que su dieta va a estar centrada únicamente en frutas y verduras. Cuando tenemos un conejo como mascota su alimento principal va a ser el pienso que puedes comprar en cualquier tienda de animales, allí vas a poder tener una gran variedad de comidas para conejos. Nosotros te vamos a recomendar aquellos que no tengan mucha grasa, pero sobre todo aquel alimento que tu mascota quiera, ya que estos animales son bastante caprichosos y pueden dejar de comer porque lo que le das no le gusta demasiado.

Otro de los alimentos esenciales es el heno. El heno debe ser parte importante en la alimentación de tu conejo, puesto que este le va a ayudar a mejorar su tránsito intestinal, ya que tiene una concentración enorme en fibra. No debes escatimar en echarle heno o alfalfa puesto que le va a venir muy bien y estará más sano.

Finalmente las frutas y verduras tienes que dárselas con mucho cuidado ya que no todas las verduras son ideales para ellos, debiendo evitar aquellas como la cebolla o las coles, puesto que son muy fuertes para su estómago. Te recomendamos que cuando vayas a adquirir un conejo, ya sea comprado o adoptado, te informes en tu veterinario y que te haga una lista de los alimentos que tu conejo puede comer.

Qué cuidados tiene un conejo de mascota
Los conejos cuando se tienen de mascota, no tienen tantos cuidados como los que deberíamos de tener con un animal de mayor tamaño, como es el caso de los perros, pero si es cierto que deben tener una serie de tratos con el fin de que nuestra mascota se sienta bien en el lugar en el que vive y podamos estar con ella muchos años.

De entre las necesidades principales de los conejos, la vacunación es una de las más importantes. Estos animales, son muy propensos a ciertas enfermedades, que debemos tener mucho cuidado con ellas, puesto que si se infectan y las sufren sin haberlos vacunado, puede que cuando nos demos cuenta ya sea muy tarde para ponerle remedio. Por eso recomendamos, desde esta página y también por medio de los veterinarios que se vacunen cada año. Suelen ser dos vacunaciones, aunque es posible que en algunos lugares con un solo pinchazo incluir las dos vacunas.

Además de las vacunas, también deberán tener los cuidados básicos que todo ser vivo necesita, como es una alimentación apta y recomendada para conejos, con abundante heno, pienso para conejos baja en azucares y mucha agua que deberás de cambiar diariamente y no solo cuando se le acabe. Por otro lado, también deberás de incluir en sus cuidados una jaula de grandes dimensiones junto con el ejercicio diario de por lo menos media hora una o dos veces.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *