Ardillas Roja

Ardillas Roja

La ardilla roja
La Sciurus vulgaris (ardilla común) es más conocida como Ardilla Roja. Está extendida por todos los bosques de Europa y suele medir entre 20 y 30 centímetros como mucho con un peso de 18 y 36 gramos. Su cuerpo es alargado y tiene una cola larga muy esponjosa y poblada. El pelaje rojizo es característico en esta especie así como también los penachos de pelos o pinceles en las orejas cuando llega el invierno.

Como curiosidad debemos saber que esta ardilla posee una vista excepcional y es capaz de bucear en el agua.

Se alimentan con todo tipo de semillas, piñones, brotes, yemas, tubérculos, hongos, moras e incluso puede comer algún invertebrado en épocas de escasez. Tienen muy buena movilidad en sus patas delanteras y por ello sujeta y pela la comida con gran facilidad. En nuestro hogar la alimentaremos con comida específica para ardillas o bien con comida para cobayas o roedor que nos pueda recomendar el experto.

La ardilla roja en concreto no hiberna, permanece activa todo el año. Aún así, en épocas de abundancia la ardilla recolecta alimentos almacenándolos en su nido por si llegan nevadas o días de frío excesivo.

En cautividad, la ardilla roja es un animal sociable y simpático con sus propietarios a los que va a considerar miembros de su família (aunque en la naturaleza huye al menor ruido o movimiento). Es curiosa por instinto, rápida y ágil. Requiere de atención y cuidados diarios y también debemos proporcionarle ejercicio para que no sufra estrés.

La Ardilla Roja se encuentra como una preocupación menor de estado de conservación de la especie, pero debemos saber que su presencia está desapareciendo de muchos de los bosques en los que habita debido a la invasión humana de su entorno natural. De las 40 subespecies de ardilla roja que existieron, hoy en día solo quedan 23 (prácticamente la mitad). Aconsejamos vetar la compra de esta adorable ardilla y favorecer la conservación de su medio para que siga existiendo y no se convierta en una especie amenazada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *