Ardilla Listrada

Ardilla Listrada

La ardilla Listrada
La ardilla listada es la que hemos observado comúnmente en libros y películas infantiles. Las Támias o ardillas rayadas son principalmente de Norteamérica dónde reciben el nombre de Chipmunk.

Tienen el cráneo afilado y orejas pequeñas, el pelo corto y suave de color castaño claro o rojizo. Se observan cinco listas negras separadas por otras de color crema. Miden entre 14 y 19 centímetros y pesan unos 100 o 120 gramos.

Es una ardilla diurna, que suele trepar para buscar alimentos en los árboles aunque pasa la mayor parte del día en el suelo. Cavan madrigueras en las raíces de los árboles a una profundidad de un metro más o menos. Suelen ser poco profundas con una cámara-dormitorio al final, un aseo y una despensa.

Hiberna de manera prolongada desde Octubre hasta Abril y cuanto más duras sean las condiciones en las que se encuentra, más alargará su letargo. Solo despiertan para defecar u orinar. Al salir, empezará de nuevo la reposición de alimentos en su despensa. Si decidimos adoptar a una ardilla Chipmunk notaremos que en épocas de frío suele dormir más horas que en los meses de calor pero no llegará a ivernar completamente debido al calor de nuestro hogar. Para prepararla para esta época del año en verano la abasteceremos de comida para que ella misma rellene su despensa. Despertarlas en esta época del año podría causar alteraciones y agresividad.

Viven en pequeñas colonias formadas por pocos individuos de la misma familia y cada uno posee un territorio bien definido, delimitado por la orina. En caso de invasión, la ardilla listada no dudará en atacar para proteger su posesión.

La dieta básica se compone de frutos secos, semillas, raíces, setas e insectos. Cuando le ofrezcamos comida observaremos que la introduce en las bolsas interiores (abazones) de las mejillas para transportarla hasta su despensa. Se ayudará con las patas para sacar toda la comida y tiene una capacidad de hasta 100 gramos.

Debemos tener cuidado con prácticamente todos los depredadores (mamíferos o aves) que no dudarán en intentar atacar a nuestra ardilla. Ante el peligro emiten fuertes chillidos para avisar a su comunidad de que huye alarmada a esconderse.

Son ardillas muy limpias y activas que pasarán gran parte del día acicalándose el pelaje. Debemos proporcionarles actividad diaria para su correcto desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *